Colchones de látex - Observaciones

Es necesario tener en cuenta ciertas observaciones con respecto a los colchones de látex

 

¿Qué sucede con los colchones de látex?

Dentro de todos los materiales que conforman los colchones baratos Morfeo, el colchón de látex no se encuentra dentro de ninguna de estas capas. Hay una serie de propiedades y características que desaconsejan el uso del látex frente a otros productos como el viscoélastico, los micromuelles o la espuma de alta resiliencia.

Los siete niveles que conforman el colchón Morfeo tienen rematados tejidos de alta calidad, entre los que no se incluye el látex a favor de incluir el viscoelástico. De este modo se evitan problemas derivados con la transpiración o las alergias que sufren algunas personas con este material.

Los colchones de látex no garantizan un sueño reparador, debido a que algunas personas no alcanzan toda la comodidad posible a través de este material. Al no ser una garantía certera, colchones Morfeo ha tomado la decisión de no incluir este material para no afectar al confort del durmiente.

Desventajas del Colchón de Látex 

Los colchones de látex están compuestos por sabia de caucho y por varios componentes sintéticos que proceden del petróleo. No se trata de una característica que sea directamente perjudicial a nuestra salud, pero se trata de una elección que resulta un tanto incómoda si nos encontramos comprometidos con el respeto y cuidado del medioambiente. No solo eso, nos encontramos también con otros puntos negativos:

 

 

• Sensación de calor en verano. Cuanta más parte sintética incluye un colchón, más calor desprende en verano, lo que implica una sensación nada agradable cuando las temperaturas son más elevadas.

• Material poco transpirable. Este punto implica que se deba extremar la ventilación del colchón y de la habitación, lo que a la larga supone un aspecto muy desagradable.

• Propenso a acumular humedad. Debido a los vapores y sudores que desprendemos durante el sueño, y además de su escasa transpirabilidad, implica que aumente el riesgo a acumular humedad.

• Higiene dudosa. Los colchones de látex implican un mantenimiento mucho mayor que cualquier otro, ya que a la larga pueden producirse en ellos la aparición de moho o de ácaros. Inconvenientes reales que afectan directamente a la salud y a la vida útil del colchón.

Que nada te quite el sueño, consigue tu colchón Morfeo

DESDE
34
/mes

Duerme tranquilo
Financia tu colchón eligiendo la forma de pago que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Por qué evitamos el Látex?


Con el colchón Morfeo notarás la diferencia en la calidad de tu descanso y de vida.

Material que se adapta a tu espalda
El látex no se adapta al contorno del cuerpo, afectando a los puntos de presión y propiciando un descanso irregular.
Antiácaros y antibacterias
Los colchones de látex acumulan humedad y pueden llegar a generar moho y ácaros, por eso prescindimos de este material.
No garantiza confort
Un colchón de látex no se ajusta necesariamente a tu postura y forma de dormir.

Aprovecha nuestra oferta de colchones sin látex. El mejor precio

Compra tu colchón sin látex con nosotros y no te arrepentirás. 17 tamaños disponibles para mejorar tu descanso y salud. Garantizamos el mejor precio debido a que no trabajamos con intermediarios.

Altos (cm)
190 / 200
Anchos (cm)
90 / 105

439€
IVA incl.
AÑADIR
Altos (cm)
190 / 200
Anchos (cm)
135 / 140 / 150 / 160

569€
IVA incl.
AÑADIR
Altos (cm)
190 / 200
Anchos (cm)
180 / 200

699€
IVA incl.
AÑADIR

Información útil sobre Colchones de Látex

El látex que puede tener presencia en un colchón puede ser de dos tipos, cada uno con distintas particularidades: el látex sintético y el látex natural. A continuación repasaremos los componentes y particularidades de cada uno de ellos. 

En qué consiste un colchón de látex sintético

Este tipo de látex se elabora a través de componentes que proceden del petróleo, como son el butadieno o el estireno. Si se trata de un colchón de látex de este tipo, puede darse el caso de que en ocasiones su composición no contenga ni un 20% de látex natural o incluso que en su totalidad sea látex sintético. Los fabricantes se ven en la obligación de avisar de la composición de estos colchones, para advertir sobre este tipo de información.

Los colchones de látex aunque estén elaborados para proporcionar un buen descanso, no pueden alcanzar el grado de confort ni tampoco los beneficios para la salud que garantizan los colchones Morfeo. El látex sintético no puede competir en términos de suavidad, elasticidad o adaptabilidad que otorga la combinación de distintas capas de materiales diversos. A la hora de rescatar algún aspecto positivo de este material, encontraremos que a diferencia del látex natural, es probable que no provoque ningún tipo de alergia en personas sensibles al látex.

De las escasas ventajas que se pueden comentar sobre los colchones látex sintético, encontramos que las humedades no afectan sobre este material, evitando la aparición de ácaros o moho. Sin embargo, se trata de una ventaja que también se puede encontrar en otros materiales como en la viscoelástica.

En qué consiste un colchón de látex natural

A la hora de referirse a un colchón de látex natural, esta denominación se corresponde a aquellos en los que su fabricante haya elaborado un colchón y el látex iguale o supere el 85% de su composición. Algunos comerciantes promocionan este producto como “colchones de látex natural 100%” lo que se podría considerar publicidad engañosa porque casi imposible alcanzar la totalidad de este componente en su elaboración, ya que se deben utilizar otros componentes químicos para su fabricación.

El látex natural es una materia prima procedente del citoplasma de algunas plantas y hongos. Inicialmente, su composición es acuosa y tiene un tono lechoso, extraído de la savia del árbol del caucho. Una de las propiedades más características de este material es que se trata de un material de gran elasticidad, resultando duro y flexible al mismo tiempo.

Los colchones de látex natural tienen el inconveniente de que no son recomendados para las personas demasiado calurosas, ya que almacenan el calor y pueden resultar agobiantes en períodos de altas temperaturas. Además, se trata de un material sensible a la humedad y necesita ser ventilado, ya que puede llegar a acumularla, afectando a su vida útil y la calidad del mismo.

Otros inconvenientes de los colchones de látex

Frente a otro tipo de colchones, los de látex necesitan un mantenimiento más elevado por varios motivos. La humedad puede afectar gravemente si no se realizan habitualmente prácticas para evitar que se estropeen. Estos colchones tampoco son ideales para gente calurosa, ya que retienen mucho el calor y pueden llegar a estresar a los que les afecta una elevada sensación térmica.

El precio también es un inconveniente en los colchones de látex. Se trata de un material caro, tanto sea látex sintético como natural. En el caso de estos últimos, nos referimos a los más costosos, ya que su composición natural encarece el precio final del producto. No se trata directamente de un caso en el que la calidad se corresponde con el precio, sino que la extracción y procesamiento de este material implica costes elevados.

En términos de salud y descanso, los colchones de látex no resultan tan beneficiosos porque no alivian necesariamente la presión de la espalda. A la hora de dormir en pareja, esta opción no permite independencia de lechos, por lo que cualquier movimiento de una persona será percibido por la otra. Se puede convertir en un problema en el caso de que alguien se mueva mucho, porque lo percibirá en todo momento.